Azula amenaza con candidatearse a senadora e iría a internas contra la lista “oficial” de la UCR

La candidata a vicegobernadora por el frente Chaco Somos Todos, Alicia Azula, está en plena negociación para presentar una lista propia y competir como senadora en las PASO nacionales del 11 de agosto.
A contrarreloj, Azula y algunos allegados de Somos Parte trabajan para presentar una lista propia de candidatos a legisladores nacionales y plantear internas dentro de la UCR chaqueña cuando parecía que el centenario partido iba a ir con lista única a las primarias.
Es que según pudo saber este medio, el jueves fue un día vital para Azula y su entorno y la diputada provincial Carina Batalla encabezó las negociaciones para que la intendente de Barranqueras encabece una lista alternativa a la “oficial”.
El espacio interno de Somos Parte comenzó a juntar adhesiones para que Azula encabece una lista de senadores –el ex concejal de Resistencia Mario Delgado podría ir como diputado nacional- y todo parece indicar que alcanzarán el número necesario. Fue la propia protagonista la que le dijo a Diario Chaco que esa posibilidad “es lo más probable, estamos cerrando eso”, aunque aclaró que aún “estamos conversando”.
De confirmarse, las pretensiones de Azula serían un problema para el frente Juntos por el Cambio en Chaco –el que acompaña la lista Macri-Pichetto-. Es que luego de la lucha de egos que terminó en una pequeña gran disputa por el cargo de senador que Rozas deja vacante, tras la intervención de dirigentes nacionales se logró cerrar un acuerdo y llevar una lista oficial con Gerardo Cipolini encabezando diputados nacionales y secundado por un nombre del PRO, mientras que Víctor Zimmermann será el candidato a senador junto a Alicia Terada (Coalición Cívica). Así el espacio interno Convergencia Social logra retener la banca en el Senado, tal como lo quería Rozas.
Además, en el seno de la UCR consideran que la candidatura de Azula configuraría una lucha interna contra alguien de su propio espacio, Gerardo Cipolini, quien también pisa fuerte en Somos Parte y consiguió un lugar privilegiado en el acuerdo.
Así las cosas, seguramente no será una tarea fácil para Azula presentarse como candidata a la cámara alta, yendo incluso contra los designios nacionales, pero tampoco es una idea descabellada teniendo en cuenta que está en condiciones de conseguir las adhesiones que la catapulten, más el apoyo de algunos dirigentes disconformes con los arreglos partidarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.