Niño obligado a sentarse en un hormiguero: la defensa se opuso ante la requisitoria de elevación a juicio


El hecho ocurrió el pasado mes de marzo. La denuncia fue realizada por el padre del menor. 

Ante la requisitoria de elevación a juicio por el caso del menor que fue obligado a sentarse arriba de un hormiguero en Sáenz Peña, la defensa de la madre del menor, asumida por el abogado Rodrigo Merele, presentó su apelación.

Ahora la jueza de garantías de Sáenz Peña, María Benítez, deberá resolver en los próximos días la oposición a la requisitoria, elevada por el fiscal Marcelo Soto quien le imputó a Patricia Guana los delitos de “Lesiones leves calificadas por el vínculo y lesiones leves calificadas por el vínculo en concurso real”.

EL HECHO
El padre del menor, Hugo Castillo, en su denuncia dijo que reconoció que su hijo “caminaba con dificultad”, y al consultar el pequeño le comentó que “su madre lo había obligado a estar sentado en un hormiguero, donde las hormigas le picaron en toda su pierna derecha”.

Tras la denuncia, el fiscal Marcelo Soto había ordenado la detención de la madre del niño. Luego se supo que el hermano del niño también había sufrido las mismas lesiones. La madre del menor estuvo varios días detenida y luego recuperó su libertad.

FUNDAMENTOS DE LA OPOSICIÓN
El abogado de la defensa, Rodrigo Merele, argumentó que encontraba “una serie de irregularidades” en la requisitoria. “No hay una prueba contundente que acredite el hecho material que se le indilga a mi defendida”, destacó.

El abogado de Patricia Gauna cree que una Cámara Gesel con los menores “hubiese sido para acreditar el hecho”.

Sostuvo además que “no hay una prueba que acredite el hecho que se le acusa, en cuanto a las picaduras no hay un elemento contundente que acredite ese hecho”, dijo.

La defensa argumenta que los menores fueron “manipulados, uno habla a favor de la madre y otro a favor del padre”.

192 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.